INVESTIGACIÓN CONTRIBUYE A REDUCIR LA VULNERABILIDAD DE VIVIENDAS INFORMALES DE POBLACIÓN VIÑAMARINA

27 ene 2014

“Profesores de la Escuela de Ingeniería en Construcción, liderados por Alejandra Olavarría, presentaron los resultados de proyecto patrocinado por el concurso interno de investigación 2013, línea sello valórico, en virtud del cual se diagnosticó las condiciones en que se hallan viviendas de una población de forestal alto y se desarrolló métodos de autoconstrucción para reducir su vulnerabilidad”.

 

Un significativo aporte social realiza el proyecto “Desarrollo de métodos de autoconstrucción para reducir la vulnerabilidad ante desastres de viviendas informales de la toma Felipe Camiroaga, Viña del Mar”, de profesores de la Escuela de Ingeniería en Construcción de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y presentado esta mañana en la Facultad de Ingeniería PUCV, en una actividad a la que asistió la directora de Investigación, Paula Rojas.

La iniciativa, que recibió financiamiento de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados, a través de su Dirección de Investigación, en el marco del Concurso Interno de Proyectos 2013, línea Sello Valórico, tuvo como principal objetivo “diagnosticar la vulnerabilidad estructural de viviendas informales frente a desastres y factores de riesgo como el emplazamiento de las casa frente a quebradas, incendios, lluvias torrenciales y aluviones, deslizamientos, terremotos, entre otros. Con eso, determinamos dos procesos constructivos que permiten disminuir esa vulnerabilidad”, explicó la profesora Alejandra Olavarría, directora del proyecto.

El trabajo de investigación constó de tres partes: la primera consistió en una fase de determinación de los conceptos de catástrofe, desastre y vulnerabilidad, tomando en cuenta aspectos como la regularidad con que situaciones de este tipo ocurren, las entidades que tienen participación en el control del riesgo y los métodos de construcción simples, innovadores y de bajo costo, entre otro.

Con esta información se realizó una ficha de diagnóstico que fue aplicada a 25 viviendas del sector alto de Forestal,  que abarcaba factores como la ubicación del terreno, los materiales utilizados en la construcción, el metraje de la vivienda, instalaciones eléctricas y de gas, entre otros. Los resultados arrojaron que un 92% de las viviendas catastradas es de material ligero y que casi la mitad de éstas se encuentra en mal estado. También se determinó la necesidad de construir muros de contención en todas las viviendas.

A modo de continuidad, los investigadores pretenden seguir con la elaboración de “un manual didáctico donde plasmemos los dos métodos de construcción para que los propios pobladores puedan construir su vivienda y donde nuestros alumnos tengan el papel de profesor y de guía de la construcción”, agregó Alejandra Olavarría.

 

SELLO VALÓRICO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL

Esta proyecto, que responde al sello valórico que la institución plasma en su proyecto formativo y en su quehacer académico, contó con la participación de otros profesores, incluyendo a Juan Palma y Pamela Valenzuela, así como de tres alumnos becarios y un total cercano a los cincuenta estudiantes que participaron en las distintas etapas. En la iniciativa también tuvo una importante participación la Dirección de Desarrollo Curricular y Formativo de la PUCV, entidad que entregó asesoría para obtener información sobre la percepción que los estudiantes tienen del sello valórico de la Universidad.

Dicha Dirección logró determinar esta percepción a través de la implementación de dos actividades, involucrando a alumnos que sí habían participado en actividades de carácter social y quienes no habían tenido participación. El primer grupo fue consultado por medio de una encuesta, mientras que el segundo, a través de un grupo focal. Los resultados arrojaron que el primer grupo siente que hay una falta de difusión y seguimiento de este tipo de actividades.

“Este proyecto aporta en un sentido muy interesante, no solamente entrega información de lo que se está haciendo en relación con el sello valórico, sino que además nos motiva a hacer una investigación al respecto e indagar, comparando grupos de estudiantes que participan en estas iniciativas, sobre si la Universidad está aportando en la formación de estos valores”, comentó David Aceituno, jefe de la Unidad de Formación Fundamental de la Dirección de Desarrollo Curricular y Formativo de la PUCV.

Por su parte, el director de la Escuela de Ingeniería en Construcción, Eduardo Rodríguez, sostuvo que el apoyo recibido por la Dirección de Investigación para impulsar este proyecto “ha sido fundamental. La mayoría de nuestros profesores jerarquizados tienen ese sello de la responsabilidad social y, por otra parte, proyectos como este motivan a nuestros alumnos a participar en actividades que son cada vez más necesarias para la sociedad chilena”.

(http://www.vriea.ucv.cl/?p=9729) (Www.mercuriovalpo.cl/impresa/2014/01/25/papel/6)

Galeria de imágenes