EXPERTO ALEMÁN DIALOGA CON EMPLEADORES SOBRE RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LA PUCV

11 nov 2013

Una distendida conversación sostuvo un grupo de empleadores de la zona con Marc Brundelius, consultor de LIPA (Laboratorio de Investigación Prosocial Aplicada), quien junto a Hernán Benavides del equipo PUCV SPRING, dirigieron el seminario titulado “Diseño de Programa Piloto para Práctica Profesional”, realizado en la Casa Central de la PUCV.

Lo ideal –comentó Brundelius- es que un programa de práctica se alinee con las posibilidades de cada organización y que se lleve a cabo con feedback de las tres partes interesadas: empleadores, estudiantes y docentes.

Luego, los empleadores asistentes, provenientes del rubro de la Construcción, Alimentos y Jardines Infantiles, debatieron sobre las principales dificultades para el desarrollo de las prácticas profesionales, entre las cuales señalaron problemáticas como el tiempo que demoran en llegar al lugar de la práctica y el monto salarial que cada vez es más priorizado por los postulantes.

Asimismo, dialogaron en torno a las oportunidades que brinda un practicante, destacando la energía de la gente joven y la retroalimentación del conocimiento, pues muchas veces están más actualizados en las teorías disciplinares. En este sentido, la tecnología no fue un tema ausente: “hay alumnos que usan sus smartphones para entregar soluciones en clases”, dijo uno de los docentes que asistió a la cita.

También se valoró que la práctica constituye el primer encuentro con el futuro personal a cargo. “A las alumnas a veces les cuesta manejar las situación de alto estrés emocional, pero con el tiempo van aprendiendo a evaluar”, señaló una de las representantes de los jardines infantiles.

En la jornada, además, los participantes realizaron trabajos en grupos para debatir sobre cuáles serían los comportamientos para valorar una práctica profesional desde un enfoque de Responsabilidad Prosocial.

En la parte final del taller, Marc Brundelius comentó las distintas reglas que rigen a una organización (formales como las leyes, e informales como prácticas internas) y recalcó que es en la cultura de las organizaciones donde se pueden introducir cambios para un clima de mayor confianza entre las personas.

Pero, ¿quién asume la tarea? “Un líder prosocial se plantea cómo puede eliminar criterios de desigualdad en su organización, tales como cuando llega un chico que tiene aspecto distinto o que habla distinto. Es allí donde deben enfocarse en el bien común y en la persona”, puntualizó Brundelius.

Este seminario fue realizado en el marco del proyecto Alfa III SPRING, que lidera la Católica de Valparaíso y que es cofinanciado por la Unión Europea. Dicha iniciativa, en la que participan universidades latinoamericanas y europeas, promueve un acceso equitativo al mundo laboral a través de metodologías de intervención prosocial que permitan un conocimiento recíproco, horizontal y una estima por la diversidad social entre estudiantes, docentes y empleadores.

Por Daniel Avendaño, Spring

Galeria de imágenes